La vida pasar

El agua recorre mis dedos fríos por la baja temperatura de la noche, el leve cosquilleo de la gota que corretea y desciende lentamente por mi piel, me hace erizar todo el brazo. El tiempo parace ralentizarse, lo demás no importa, mi mente sólo se concentra en esa ínfima forma que lentamente pasa de un lado a otro de mi mano. Mis ojos sólo se fijan en esa gotita y mi cuerpo no nota el aire que cada vez se hace más intenso, hasta el punto de empujarla y dirigirla hacia donde le plazca. De repente, el viento para, y la gota continua su curso, hasta que poco a poco voy levantando la mano hasta ponerla a la altura de mis ojos y la voy moviendo a mi antojo, simplemente para observar qué hace el agua. No me importa mi alrededor, no me importa si hay coches, si alguien se pelea … mis sentidos están puestos en esa gota: tacto, vista, oído … sé a qué sabe, y mi cerebro envía señales para recordarme su sabor; se hace tan real … como si la estuviese probando en ese mismo instante. Y me digo a mí misma, fíjate qué inofensiva parece, así tan tranquila y solitaria; en cambio, hay veces en las que es capaz de destruir a su antojo todo aquello que se cruce en su camino, sin importarle las causas y consecuencias de sus actos, ni el dolor ni nada. A veces es bondadosa, y otras cruel, qué contrariedad; aunque eso me encanta de las cosas porque realmente no son ni buenas ni malas, simplementen son; y según cómo lo veas, será de una manera o de otra.

Y mis pensamientos se han borrado de mi mente, sólo persiste uno, qué curiosa que es, mírale la forma, sigue su camino y se adapta a los nuevos movimientos de mi mano sin pasar ni un segundo, en cada momento se vuelve a adaptar. Es algo extraordinario, hasta que sin darme cuenta, al llegar a mi muñeca, salta al suelo continuando con su camino, y sin inmutarse. Dejando tras de sí, un camino que poco a poco, desaparecerá en mi piel, como si nunca hubiese existido, hasta que otra gota caiga en el mismo lugar.
Así es la vida, unos la abandonan, para dejar paso a nuevas oportunidades, y eso se puede observar, hasta en el más pequeño detalle.

Y todo esto, con una simple gota de agua, imagínate lo que llegaríamos a avanzar si cada persona tuviese una revelación de este tipo, tan filosófica y vital … Pero ahora sólo se preocupan de cosas tan imperfectas como: qué es lo que se pondrán mañana para ir a trabajar, en qué transporte ir, etc. Y lo que realmente importa, ni tan siquiera se dan cuenta de su existencia.

¡Qué contrariedad!

Advertisements

One response

  1. Aveces olvidamos los pequeños detalles del mundo 😀

    October 11, 2010 at 11:08 am

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s